Entender lo que está pasando: Tiempos líquidos de Zygmunt Bauman


Todo se desmorona -crisis económica, gobiernos deslegitimados por el poder financiero, campañas políticas que ya no interesan, profesiones que ya no tienen salida- y para entender qué ocurre el sociólogo polaco Zygmunt Bauman propone pensar en Tiempos líquidos.

Con sus 86 años invita a entrar con coraje hacia el foco de las incertidumbres, que para él es entender el cambio de estructura, que pasa de ser “sólida” y “estática” a líquida.

Comunicación

En un planeta atravesado en todas las direcciones por “autopistas de la información” nada de lo que ocurra en alguna parte puede permanecer en un “afuera” intelectual.

Economía

En un planeta abierto a la libre circulación del capital y de las mercancías, cualquier cosa que ocurra en un sitio repercute sobre el modo en el que la gente vive, espera vivir o supone que se vive en otros lugares.

Miedo urbano

La inseguridad y la incertidumbre nacen de la sensación de impotencia.

Los miedos nos incitan a emprender acciones defensivas. Una vez iniciada, toda acción defensiva aporta inmediatez y concreción al miedo.

Cámaras de videovigilancia, vigilantes, todoterrenos para la ciudad…convierten la vida urbana cotidiana en “cápsulas defensivas”.

Los habitantes urbanos viven adictos a la seguridad, pero inseguros en ella.

Merodeadores, acosadores, vagabundos, nómadas, pedigüeños y otras clases de transgresores se han convertido en los personajes más siniestros en las pesadillas de la elite.

La variante moderna de inseguridad se caracteriza por el miedo a la maldad humana y a los malhechores humanos. Está atravesada por la desconfianza hacia los demás y sus intenciones.

Política

Sin derechos sociales para todos, un gran número de personas –cada vez más, seguramente- encontrará que sus derechos políticos son inútiles y carentes de interés.

En la actualidad no puede construirse un nuevo consenso de la ciudadanía. Se pasa de la solidaridad social a la responsabilidad individual.

Carecemos de las herramientas que puedan elevar la política hasta el lugar en el que ya se ha instalado el poder.

En un momento en el que las grandes ideas han perdido su credibilidad, el miedo a un enemigo fantasma es lo único que les queda a los políticos para mantener su poder.

Sociedad

Incapaces de aminorar el ritmo vertiginoso del cambio, nos centramos en aquello sobre lo que podemos (o creemos que podemos o se nos asegura que podemos) influir.

Los desempleados de hoy, sobre todo los que lo son desde hace tiempo, están a un paso de caer en agujero negro de la “subclase”.

Utopía

La utopía (palabra creada por Tomás Moro) aparece cuando hay una abrumadora sensación de que el mundo no está funcionando como debe y cuando se confía en que existe la energía humana para llevarla a cabo.

Una sociedad sin utopía no es habitable y una vida sin utopía no es digna de ser vivida.

A tener en cuenta

Olvidar por completo y con rapidez la información obsoleta y las costumbres añejas pueden ser más importante para el éxito futuro que memorizar jugadas pasadas y construir estrategias basadas en un aprendizaje previo.

La virtud más útil actualmente es la flexibilidad: la presteza para cambiar de tácticas y estilos en un santiamén.

La sabiduría no envejece.

6 Comments

Add yours

+ Leave a Comment