Crónica de historia inmediata: marchas y discusiones en la Zona Cero


Después de horas escuchando a los helicópteros de la policía sobrevolar Downtown Manhattan me decido a dar un paseo hasta la Zona Cero. Es 11 de septiembre. En el Soho nada recuerda que hoy es el noveno aniversario del atentado. En Broadway, los restos de la noche de las compras, celebrada la víspera. En el Hudson River Park más gente que de costumbre practica jogging. Es sábado. El griterío se empieza a escuchar justo a una calle del inmenso hueco dejado por el derrumbe de las Torres Gemelas, en el que ahora se construye un nuevo rascacielos. Un grupo se manifiesta en contra de la construcción de la mezquita en un terreno aledaño a la Zona Cero. Otros, en la acera contigua claman por la libertad y exhiben carteles diciendo que los musulmanes son bienvenidos. En medio, un señor vestido de bandera estadounidense de arriba a abajo y otro que parece sacado de la Biblia. A dos bloques de distancia, un predicador critica el Corán y dos jóvenes proclaman que Jesucristo es el Salvado. En la calle un grupo de seguidores del Tea Party ataviados de amarillo con el emblema de la serpiente enroscada van con paso firme. Un ciudadano les increpa recordándoles la libertad que esgrime la Constitución americana. Comienza  la discusión. La policía observa, pero nada llega a mayores. En otra acera un chico viste una camiseta en la que reclama que se investigue “de verdad el 11S”. Un bombero comienza a discutir con él. Otro compañero del Cuerpo lo retira y el joven sigue su camino, pancarta en mano. Cientos de turistas se sacan fotos en la Zona Cero y en el paso elevado que han levantado provisionalmente para cruzarla un señor anda despacio con un ramo en sus manos mirando hacia el suelo.

Más fotos en flickr

+ There are no comments

Add yours